jueves, 11 de octubre de 2007




El bruto tedio aguarda sin piedad, a mi alma expuesta a funeral.
El mañana esta opaco, el presento nublado, el pasado lluvioso.
Las estrellas no me acompañan, porque aunque las veo, posiblemente ya esten muertas.

No hay comentarios: