jueves, 18 de octubre de 2007

Despacio pasa la noche.

El faro no tiene bombilla, coge la barca y ve a la deriva,
busca el tesoro de las sirenas, busca en los lomos de las ballenas;
los tiburones esperan a que canten las bellas,
corta sus colas y sube la vela;
olas afiladas cortan tu piel,
poseidon grita que fuiste infiel;
bajaste a estómagos de galeones perdidos, buscando cofres, brillantes y anillos,
seguiste el rumbo de moribundas estrellas que se reencarnaron en luciérnagas bellas.
Despacio pasa la noche.... Despacio pasa la noche....
Es la travesía del infame..., El mar contigo se lame.
solo te espera la borda... mi amor...
el tesoro era yo, mi naufrago estafador.






miércoles, 17 de octubre de 2007


Tedio tedioso, mundo ruinoso,
camas vacías, miradas frías,
serpientes negras, adanes y evas,
penes erectos, ortos abiertos,
cuevas heladas, murciélagos y hadas,
tedia la noche del cazador, buscando a la niña que lo pervirtió,
grita la noche de horrible frió, corre corre corre hacia el nido de grillos.
Putas, bastardos, pieles de asfalto,
maridos hirientes en casas sonrientes,
globo terráqueo, tierra de espanto;
giran las norias con ilusiones perdidas, del tiempo pasado que cerraba las heridas.

viernes, 12 de octubre de 2007

CANNIBAL´S HYMN




Cantando el himno caníbal se acercaba aquella preciosidad,
dejaría que me cociera la pierna,
solo por rozar su figura dental.
Las putas allá detrás, caníbales diferentes,
solo quieren dar el mordisco a aquellos preciosos billetes.
Un buen caníbal se come las uñas del pie,
llega hasta los muñones y los saborea con placer.

jueves, 11 de octubre de 2007

Y todos estaban muertos,
me daba miedo su andar,
todos observaban a todos buscando una especie de desafió final.

Es la corrompida tierra antigua, que ha matado su espiritualidad,
somos horribles muertos, con caras demasiado caras para aguantar;
demasiadas sombras en los edificios,
demasiadas sabanas vacías,
demasiada luz artificial.

La locura lo impugna,
la mentira lo inunda,
el sonido del rio esta demasiado lejos,
y la luz del sol no puede entrar.



El bruto tedio aguarda sin piedad, a mi alma expuesta a funeral.
El mañana esta opaco, el presento nublado, el pasado lluvioso.
Las estrellas no me acompañan, porque aunque las veo, posiblemente ya esten muertas.