miércoles, 10 de septiembre de 2008

YOU ARE A BIRD NOW






...Candy came from out on the Island
In the backroom she was everybody's darlin'
But she never lost her head
Even when she was giving head
She says, Hey babe
Take a walk on the wild side
I Said, Hey baby
Take a walk on the wild side
And the colored girls go
doo do doo do doo do do doo...

Candy llegó de Island
En la habitación de atrás era la querida de todos
Pero nunca perdió la cabeza
Ni siquiera cuando la chupaba
Ella Dice, hey cariño, date una vuelta por el lado salvaje
Yo digo, hey cariño, date una vuelta por el lado salvaje
Y las chicas de color dicen, du,du,du,du...


Lou Reed - Walk On The Wild Side




Candy Darling
nació en Brooklyn en 1944, en 1946 o en 1948. Depende quién cuente la historia. Fue bautizada con el nombre de James Lawrence Slattery. Cuando un vecino le dijo a su madre que se le había visto frecuentar un bar gay de Long Island vestido de mujer, la madre sentó a Jimmy en la cocina y le interrogo. James dijo que esperara un momento. Cuando volvió a entrar en la cocina, lo hizo vestido de mujer. La madre lo contaría años más tarde “ Y supe entonces que no podría parar a Jimmy . Candy tenía demasiado talento y belleza”.(“Soy un pájaro libre ahora”). Su bautizo definitivo como Candy fue a mediados de los 60 mientras acudía a tratamientos hormonales en la quinta avenida. Posteriormente una pequeña aparición en Flesh (Paul Morrissey, 1968 ) y su consagración en el underground neoyorquino con Women in Revolt (Morrissey, 1971). Lou Reed escribe para ella Candy Says y le regala un extracto de Walk on the Wild Side, donde tambien inmortaliza a otros "warholsuperstars" como Jackie Curtis, Holly Woodland y Joe D´Alessandro. La foto que aparece en la portada del disco de Anthony and the Jonhson se la tomó Peter Hujar pocos días antes de morir de leucemia en 1974. En la foto aparece recostada, serenamente mirando a la cámara, las flores blancas del fondo parecen surgidas de la nada y probablemente sean las que iluminan los brazos que lánguidamente extiende sobre la almohada y su cabello rubio. En el regazo una rosa oscura que da luz a los ojos y a los labios.
Candy Darling (Candy, le encantaban los dulces; Darling, porque un amigo de ella que vivía en West Village siempre le decía “Come on, let’s go, Candy, darling”)
Antes de morir, escribió esta carta a todos sus amigos:

A quien pueda interesar
Cuando leáis esto, ya me habré marchado. Desgraciadamente, antes de mi muerte no me quedaban deseos de vivir. Incluso con el apoyo de todos mis amigos y de mi prometedora carrera, me siento demasiado vacía como para continuar con esta existencia irreal. Estoy tan aburrida de todo... Podría decirse que estoy mortalmente aburrida. Puede sonar ridículo, pero es verdad.
He organizado mi propio funeral, incluída la lista de invitados, y lo he pagado todo. Me gustaría decir adiós a Jackie Curtis, creo que eres fabulosa. A Holly, a Sam Green, un verdadero amigo y una persona noble, a Ron Link, nunca te olvidaré. A Andy Warhol, qué te puedo decir, a Paul Morrissey; Lennie, sabes que te amé, Andy, tú también; Jeremiah, no lo pases demasiado mal, recuerda lo zorra que fui; Geraldine, supongo que lo viste venir. Richard Turley y Richard Golub, sé que podría haber sido una estrella pero decidí que no quería serlo. Manuel, estoy mejor ahora, lejos de aquí. Terry, te quiero. Susan, lo siento, sabías que no podría durar, yo siempre lo supe.
Ojalá nos volvamos a encontrar todos de nuevo.
Adiós por ahora.
Os quiere siempre,
Candy Darling

No hay comentarios: