lunes, 8 de junio de 2009







Noche plácida con nubes negras y brillantes,
en el mismo camino, con el mismo rumbo,
pidiendo al cielo la estrella,
pidiendo a dios que vuelva.

Queremos ser libres,
libres de nosotros,
queremos correr sin saber a donde,
queremos volver cuando nos convenga.
Pero recuerda una cosa,
sueña lo que puedas,
reza lo que puedas y sigue corriendo,

nosotros no tuvimos un pasado,
no existe el pasado,
todo fue un presente
momentáneo,
un segundo falso,
menos las nubes que nos cubren ahora mismo,
menos los pajaros que se fueron a dormir,
menos esta lucha.
Y que podemos hacer?
solo podemos ser libres,
libres de nosotros mismos,
y cuando encuentres la respuesta llámame por teléfono y convenceme de que es así,
porque solo somos seres humanos,
porque tropiezo y sigo tropezando;
pero quizás no,
quizás las palabras ya no existan para entonces y todo deba terminar.
Recuerda una cosa,
sigue soñando, sigue volando sobre mi,
y cantame de vez en cuando para olvidar que solo somos seres humanos.

No hay comentarios: