martes, 31 de marzo de 2009

Lars Von Trier









Los dulces sueños estan hechos de esto



Floria Sigismondi comenzó su carrera como fotógrafa de modas. Comenzó a dirigir videos cuando se involucró con la compañía productora Revolver Films, donde dirigió videos musicales para bandas canadienses. Sus trabajos son innovadores aunque perturbadores, localizados en escenarios que ella misma describe como "inframundos entrópicos habitados por almas torturadas y seres omnipotentes"















Artista de la pista

Pinturas Marilyn Manson.














lunes, 30 de marzo de 2009





Sin ser nada del otro mundo, Kim Gordon nos ofrece la perspectiva que tiene de los rostros de los fans en sus conciertos.
No son tan buenos E interesantes como los de el cantante ( y pintor en sus ratos libres ) "Marilyn Manson", pero algunas de las pinturas de Kim pueden resultar extrañamente seductoras.








lunes, 23 de marzo de 2009






Blanket me sweet nurse
And keep me from burnin
I must get back
To the woods dear girls
I must get back to the woods

In the bloody elevator rising for their first cup of tea
Of the day
When does sky turn into space
And air into wind?

The only things
I really need
Is water, a gun, and rabbits

Let me rest
My fevered cheek
Upon your warm sweet bellies

In the bloody elevator going to the bright theater now
Come on boys
Please let me taste the clean dirt in my lungs
And moss on my back

Union de pensamientos vagos III








Cabezas y almohadas,
cientos de gorriones habitan tu cama,
dijiste que yo era el único,
y me ofreciste saborear la luna;
pero sabia que mentías,
con la boca envuelta en seda,
dandome sombras de bosques,
unicornios tuertos,
reyes nibelungos burlones,
valquirias tristes sin muertos que recoger.


Estrellas negras cayeron,
rompiendo las nubes como cristal;
las ballenas cabalgaron heridas,
sobre desiertos de agua roja.

Buenos días mi niña,
saludan las sirenas plateadas,
con cabezas de marineros solitarios,
peinando el amor de la mar dolorida.

Días dorados brotaban de tu boca,
y de tus largas entrañas de miel.

Príncipes valientes te recorrían,
con lanza y espada,
rasgando tu terso mantel,
dejando huella para siempre,
en la marca errante de tu querer.

Tiempo







Sentado en su silla,
esperaba una
evocación divina,
una lluvia de gorriones;
lloraba por las notas adecuadas, aunque la verdad unas menos adecuadas hubieran causado el mismo efecto.
Se cuestionaba tantas cosas.....
la inercia absurda por ejemplo,

el día y la noche,
el viento que no llegaba,
el sol que no abrasaba,
el frió que se imponía.
La luz salvadora le tendía la mano,
aquella que despertaba a las flores,
parecía cálida,
pero solo era un vestigio de antiguas estaciones;
y seguía sentado buscando explicaciones,
viendo ángeles de fuego en su cabeza,
luchando con espadas ardientes para no caer en el averno,
pero el averno estaba cerca, porque la estrella de fuego le miraba,
con su ojo acosador y radiante,

pero le abría el camino a la esperanza,
a su vientre,
donde
nacían todas las estrellas de la noche,
donde
moría la oscuridad rebelde.
Seguía sentado soñando con volver a su hogar,
( pero no estaba ya en su hogar?¿ )
pensaba que era hijo de algún meteorito que perdió el rumbo de camino a casa,
se creía un hijo de las estrellas,
infante de galaxias,
con centellas en los ojos,
y miles de destellos violetas,
en sus momentos mas gloriosos ...claro;
Siguió sentado, hasta que el sol se apago,
viviendo de fantasías boreales,
muriendo en realidades fugaces.

martes, 17 de marzo de 2009

Today is the day......your day













La locura sepulto sus penas,
la cordura devoro su vida.
Tenia pezuñas de piedra,
sonrisa larga y fría,
y bellas escamas doradas,
que la protegían noche y día.
Gritaba en la noche cerca del rió,
llorando la perdida de aquel día,
iba sola por los caminos,
matando a los hombres que la seguían,
recolectando corazones frescos,
creyendo que así renacerían.
La chica del pelo de coral,
destrozo sus entrañas con alevosía,
se perdió sola en el fondo del rió,
y en las noches de luna llena aparecía

Caicedo





















Heme tendido en esta cama; hace cuanto no lo sé, pues he perdido el apetito y nunca duermo, y afuera hacen unos días oscuros, como si la ciudad estuviera próxima a la peste; no veo que nada se mueva, a excepción del viento y del polvo que trae el viento. Pero los árboles ni se mecen. El empapelado de las paredes, tan desteñido, me recuerda antiguos veraneos. No digo que no haya salido, pues recorrí las calles de esta ciudad que ya no reconozco, o digo: que casi ya no reconozco, porque las cuatro manzanas que aún confluyen en la esquina de Mónaco, y las montañas imperturbables sieguen siendo para mi referencias.
Lo que pasa es que la última vez llegue a este cuarto (en el viejo edificio donde funcionaba la Alianza Francesa) agitado con tantos recuerdos, tan desordenados como dolorosos, o más bien: dolorosos por lo desordenados, que creo que ahora ya no salgo, es un dolor de adentro que no cesa; entonces me he impuesto la urgencia de encontrarles una sucesión, una armonía, que no digamos justifique mi estado actual, pero que al menos neutralice tanto potencial, tanta capacidad de herirme.

Así pues, me apresto a hacer con los recuerdos que aún controlo, una historia. A ello me mueven necesidades de orden más bien practico, ya que siempre que me acuerdo grito.





Angelitos Empantanados ( Extracto )

Andrés Caicedo

revelaciones

































Por un instante sentí que moría,
y me vi rodeado de una paz absoluta,
con un viento caliente que acariciaba,
y una niebla pálida que adormecía.

Me pregunte como seria mi muerte,

me pregunte cuanto tiempo duraría,
si todo esto no era una inercia absurda,
y si el caballero negro me avisaría.

JTJ







Postcards from my family