miércoles, 22 de diciembre de 2010

ENTER THE VOID



Bonita fabula psicotropica sobre el más allá, el amor, las drogas, la muerte.

Un bonito juguete de ácido pero al que le falta precisamente un poco más de estimulantes.


La peli trata sobre una pareja de hermanos yankees huerfanos en Tokyo. Él, Oscar, vive de lo que trafica y  le encanta drogarse. Una mala noche queda con un amigo en un bar para pasarle un poco de tema, le hacen una redada y acaba muerto en el baño. 

De aquí en adelante tenemos al espíritu de Oscar sobrevolando por toda la ciudad y literalmente por la película, puesto que el 95% de ésta es un plano cenital constante.
Cuida de su hermana y va paseando por las vidas de las personas que ha dejado atras.
En Colombia se dice que cuando muere alguien, éste ser se dedica a recoger sus pasos. 
Y esta es la sinopsis. A Gaspar Noe le interesa más bien el otro lado, "a donde vamos"
Somos conscientes de donde nos hemos metido y nos dejamos sumergir
en el viaje colorido en el que nos encontramos.
Pero a la hora y media ya aburre un poco por su absoluta falta de motivación.

Osea que sin llegar a ser una mala película, no justifica para nada sus 2h 40m de duración.
A veces parece que Noe está más interesado en buscar un objeto luminoso - y redondo si puede ser -
en escena para encadenar con una de las tantas imagenes bonitas y alucinadas que nos regala,
que en contar algo relevante.

Es una película hipnótica e interesa mucho desde el punto de vista estético, pero le ha faltado un poquito de azúcar para bajar el viaje.

Eso sí, los créditos son una obra de arte.




















3 comentarios:

Xim dijo...

Intentaré verla, lo de los créditos ya lo he visto, mis pupilas han terminado doloridas...Gracias por el aviso...beXotes

Salva Meseguer dijo...

¡Happy Christmas, Joni! Muchos besos para Little Joe.

Little Joe dijo...

Little Joe te manda muchos besos, dice que se muere por morder esos labios ardientes ( se monta muchas ficciones sobre ello.... pero que quede entre nosotros )