lunes, 13 de diciembre de 2010

MARICÓN Y BANANA . FINOCCIO E BANANE



Pasen y lean otro bonito artículo de mi amigo Palomitas:  

Homofobia ilustrada








Pero como algo hay que decir, déjenme llamarles la atención sobre la palabra finoccio, es decir, “maricón” en Italiano, una palabra interesantísima porque viene de “hinojo”, que no era sino el material con la Santa Madre Iglesia solía quemar a los homosexuales en ese país. Algo que hacía no precisamente por sus valores aromáticos (es decir, la suelta de volátiles durante la quema) sino porque tardaba más en consumirse y hacía que la tortura fuera mucho más dolorosa… ay, que la Madre Iglesia, que cariño nos ha tenido siempre.


Maricón y Banana - Finoccio e Banane



Soy una hija de puta y soy una mariquita / Voy por el mundo buscando a un machito / Que me sepa contentarme como me gusté/ porque de pajaritos he cazado veintitré.

Después de tanta caza quiero descansar / de un tío bueno hacerme mimar / por África viajar y darme un vuelta por el Tukul / Después volver a Roma y cantar el “Sitting Bull”.

He ido a Roma a hacer el “ano” santo/ y encontré un cura que me gustaba tanto/ y me ha dado su cordón que se tira arriba y abajo/ yo me giré: “y goza tu también un poco carajo…”.

Soy una hija de puta y sé hacer mi trabajete/ creo tantos problemas con el uso del ojete/ he estado en Hollywood y a Cinecittá/ y de pajaritos he cazado en cantidad.

He estado haciendo el amor en el continente indio misterioso / con un gran santón de aspecto brioso/ que cogió su serpiente que no terminaba jamás/ soplaba en su flauta y yo decía “más”.

En el Polo he encontrado un culo resfriado/ en el Congo he encontrado un negro así dotado/ que mis mofletes bien bien llenó/ y la banana en mano de aquél negro me dejó.

Si no creéis que lo que hago sea un buen trabajar/ venir a conocerme que os lo voy enseñar/ que el gusto que os voy a dar probar/ lo vais a hacer en casa con los amigos a más tardar.


2 comentarios:

Bertoff dijo...

Tiene buena pinta.. a ver, a ver..

Arion dijo...

Muy interesantes las observaciones. La primera foto con los niños es impresionante.