lunes, 27 de diciembre de 2010

TULSA - LARRY CLARK










Siempre me ha gustado más la faceta 
fotográfica de Larry Clark que la cinematográfica. 
Aquí unas fotos de su libro "Tulsa" ( su ciudad natal )
Los mismos temas pero más bonitos.... para mi gusto.







A finales de los años 60, mientras Estados Unidos afrontaba una época de complicados cambios, Larry Clark se dedicaba a hacer fotos de su propia vida, en Tulsa, Oklahoma. Su vida se reducía a salir con los amigos, drogarse, jugar con pistolas y tener relaciones sexuales. A diferencia de otros fotógrafos anteriores a él como Diane Arbus o Richard Avedon, Clark era miembro de ese círculo, no era un extraño. Una especie de periodismo gráfico de barrio había surgido en una parte de Estados Unidos a la que nadie le prestaba atención.







Nacido en 1943 en Oklahoma, comenzó trabajando como fotógrafo, al punto que publicó algunos libros, como “Tulsa”  y “Teenage Lust”. Tulsa muestra una serie de imágenes tomadas desde 1963 hasta 1971 donde Clark y sus amigos se retratan inyectándose drogas y teniendo relaciones sexuales. “Todos tomábamos drogas“, dijo en una oportunidad. “Pero la diferencia es que mis amigos entraron en el mundo del crimen”. Pero parece que tenía cierto talento con el lente, ya que Martin Scorsese le encomendó un trabajo de fotografía para la mítica Taxi Driver

http://www.cartelera10.com/directores/larry-clark-el-provocador.html 

















sábado, 25 de diciembre de 2010

SWEET DREAMS






Dean Karr






 
Dean Karr

- Febrero 22, 1965 , Seattle - Washington -
 
Suyas son las fotos del disco Anticristo Superstar,
y el vídeo Sweet Dreams. 









 


miércoles, 22 de diciembre de 2010

ENTER THE VOID



Bonita fabula psicotropica sobre el más allá, el amor, las drogas, la muerte.

Un bonito juguete de ácido pero al que le falta precisamente un poco más de estimulantes.


La peli trata sobre una pareja de hermanos yankees huerfanos en Tokyo. Él, Oscar, vive de lo que trafica y  le encanta drogarse. Una mala noche queda con un amigo en un bar para pasarle un poco de tema, le hacen una redada y acaba muerto en el baño. 

De aquí en adelante tenemos al espíritu de Oscar sobrevolando por toda la ciudad y literalmente por la película, puesto que el 95% de ésta es un plano cenital constante.
Cuida de su hermana y va paseando por las vidas de las personas que ha dejado atras.
En Colombia se dice que cuando muere alguien, éste ser se dedica a recoger sus pasos. 
Y esta es la sinopsis. A Gaspar Noe le interesa más bien el otro lado, "a donde vamos"
Somos conscientes de donde nos hemos metido y nos dejamos sumergir
en el viaje colorido en el que nos encontramos.
Pero a la hora y media ya aburre un poco por su absoluta falta de motivación.

Osea que sin llegar a ser una mala película, no justifica para nada sus 2h 40m de duración.
A veces parece que Noe está más interesado en buscar un objeto luminoso - y redondo si puede ser -
en escena para encadenar con una de las tantas imagenes bonitas y alucinadas que nos regala,
que en contar algo relevante.

Es una película hipnótica e interesa mucho desde el punto de vista estético, pero le ha faltado un poquito de azúcar para bajar el viaje.

Eso sí, los créditos son una obra de arte.




















domingo, 19 de diciembre de 2010