sábado, 26 de marzo de 2011

CROWS - ZERO

Ostias como panes.
 ( sin h )


Primero que nada esto NO es una recomendación porque la peli es aburridilla y muy larga para la poca trama que tiene. Ya es un mal presagio que diga en la portada "Nº 1 en Japón" es como esos artículos que dicen "Anunciado en TV"  pero bueno... esto no es tan desechable. Tampoco diría categoricamente que es mala ni nada por el estilo porque sé que a muchos les puede interesar e inlcuso parecer un peliculón, y es normal. A lo mejor se es seguidor del manga o simplemente entusiasta del cine oriental de patadas y aquí está bastante bien conseguido.


La peli es una medio distopía de chavales que van al colegio y son una mafia que te cagas.  En este colegio los profesores aparecen el día de la presentación y ya está, básicamente para decirles: venga, no os matéis el primer día. Hay un pavo que es el puto amo, el mismísimo Dios del Gangsta Paradise. Luego aparece otro que es el hijo de un yakuza y quiere hacerse con el control del cole para demostrar a su padre que puede seguir la tradición familiar. No soy del tipo de personas que hacen observaciones negativas de ciertos detalles cuando todo el argumento en sí es una locura absoluta, pero de verdad que parece ridículo como estos chavales están todo el día dejandose la cara como mapaches cada vez que se cruzan por el pasillo del cole.


Un sitio completamente arruinado y del que hacerse dueño resulta tan absurdo como ir a la Luna a clavar una bandera. Pero bueno, como ya digo, de perdidos al río. Los fans ferreos de la peli creo que son aquellos otakus severos, así que parece ser que Takashi Miike hizo un buen trabajo, (otra vez). Lo de este hombre es increíble. Siempre se dice que cuando ves una película suya acaba sorprendiendote aunque creas que no pueda hacerlo. Bueno pues esta vez también, pero por lo contrario a lo habitual. El ritmo y tono de la película son extrañamente normales (a pesar de la situación distópica.) Hay momentos bizarrillos, pero un par y sin salirse mucho de tono. 
- Algún dardo en alguna frente y poco más -



Hay una segunda parte. Así que si algún día se topa en mi camino por lo que sea seguramente la veré. Aunque ya digo que si no se ve tampoco nos estaremos perdiendo nada.
Destacable la fotografía y las peleas.
Salud!


12 comentarios:

Xim dijo...

Gracias por el aviso, no la veré, mira que son malos para el cine los japos....

yosónico dijo...

De malos nada cari. La peli es un pequeño coñazo, pero el cine japo es de lo mejor que hay. He dicho.

Xim dijo...

Sí sí, ya veo lo oscarizados que están ellos y lo internacionales que son sus autores... quitando al maestro Kurosawa hay poco que rascar, créeme, y lo digo por experiencia, por algo me pasé más de ocho años viviendo allí...

Yoroshiku onegaishimasu

Tok dijo...

pues a mi me gustó... jiji te tienen que gustar las patadas y los agarrones eso si... y el casting también mola!

yosónico dijo...

jeje, sí, hay pivones.

Juniper Girl dijo...

No la he visto, pero que raro porque es Takeshi Miike.

yosónico dijo...

Leí que cogió la peli a mitad de camino. Que el autor del manga confiaba mucho en él porque es el director de su peli favorita. A Takashi Miike le parecio bien lo que habia y no metió demasiado la mano.

yosónico dijo...

Por que no seguiste con Hotel Oriental? Es mi blog favorito.

Juniper Girl dijo...

Oh, gracias. No tengo el ánimo para continuarlo por ahora. Ahora solo me dedico a un tumblr sobre Wong Kar-wai que llevo.

De casualidad tienes twitter?

Gracias otra vez, por lo menos allí está el hotel.

yosónico dijo...

Sí, sí, ayer mismo descubrí el tumblr, de puta madre, no habia reparado en él. Tengo cuenta pero no uso nada. Ya tengo el tumblr guardado.

Juniper Girl dijo...

Ah, que bueno que lo conseguiste, no lo postee para no ser descarada.

Saludos.

Brujah dijo...

Si claro, el Oscar es una etiqueta a la calidad filmica, hay que decírselo a Titanic con sus estatuillas y a las "Extrañas nominaciones de Benjamin Button"

El cine Japones tiene tantas extravagancias como buenas historias y esta parece estar en medio de ambas.