miércoles, 13 de julio de 2011

MARTELIANO


Parece que la prima iba caminando por la calle y se encontró con un perro medio chicón y lampiño, ¿no? Y como le pareció que estaba abandonado se lo llevó a su casa, lo metió en su patio con sus gatas y le dio algo de comer. A la mañana siguiente, cuando le va a dar de comer algo de nuevo, ve que el perro está todo ensangrentado y los gatos no están por ningún lado. Lo agarra al perro, lo baña, lo seca y se lo lleva al veterinario que quedaba a la vuelta de la casa


Le dice al veterinario: 'mire doctor, yo no sé que hacer con este perrito porque parece que se me ha comido todos los gatos'. 'A ver señora, acuéstelo en la camilla'. El veterinario se da vuelta, agarra un hacha que tenía colgada en la pared y lo parte al perro por la mitad. La señora se acerca y ve que tiene una cantidad increíble de dientes, como dos filas de dientes. El veterinario le dice: 'no es un perro, señora, es una rata africana'

5 comentarios:

Einer dijo...

¿Cosecha propia? Es la hostia.

yosónico dijo...

ya me gustaría. Es de La Cienaga, de la Martel.

Roy Bean dijo...

La ciénaga, eso iba a decir , que me sonaban las imágenes.

Outsider. dijo...

Pero lo del perro que resulta ser una rata es una leyenda urbana que ya hace tiempo que lei de un comic que tiene que ver esto con la película.

PD:(No he visto la película)

un saludo buen post

yosónico dijo...

Exactamente no lo sé, la historia la cuenta unas chica a sus amigos y hermanos, sin más. Yo tuve mis paranoias creo recordar, pero ya no me acuerdo de cuales. De todas formas en internet hay algunos sitios donde lo comentan. Pero me parece que es un poco rayada. Y parece que es una historia tipica o algo así.