martes, 4 de octubre de 2011

TRÍFIDOS


-¿Todos están ciegos? -repetí.
-Así es. Todos. Quizás todos los hombres del mundo... excepto usted -añadió de pronto.
-¿Cómo lo sabe? -le pregunté.
-Es fácil. Escuche -me dijo.

El hombre y yo, juntos, apoyándonos en el mostrador de aquella sombría taberna nos pusimos a escuchar. No había nada que oír... nada excepto el murmullo de un periódico sucio que volaba por la callejuela vacía. Una quietud que no se conocía en aquel sítio desde hacía mil años, o más.

El día de los trífidos.


Pd: No sé si hace mucha justicia, amigo. Pero me gusta.

2 comentarios:

Einer dijo...

Aún no lo he leído entero pero hay cadáveres por la calle, locales saqueados, están en Londres, llueve,... Todo muy gris. Sí, yo creo que le va al pelo tu foto. La canción la escucharé esta noche que en el curro no tengo sonido.

yosónico dijo...

Ps estupendo entonces. Me gusta lo de "trífidos"