martes, 13 de diciembre de 2011

BLADES OF BLOOD


Un joven bastardo (Baek Seong-hyeon, el mismo de Maraton) de una noble familia coreana toma conocimiento que su padre ha sido asesinado acusado de traidor, lo que rompe una alianza nacional destinada a defender Corea de los Japoneses, esto sirve para que un general sumido en el poder (el genial actor, Cha Seung-won) trate de derrocar al gobierno de turno incitando a rebeldes y a asesinando a toda la familia real que se interpone en su camino incluyendo la del joven no reconocido por su familia. Un espadachin ciego, preocupado por el destino de su pueblo inicia la caza de este despiadado general (brillante actuación de Hwang Jeong-min) para ello toma como lazarillo a este joven sin sueños y sin esperanza en el arte de la espada para tratar de detener su camino hacia Seul para detentar el poder del reino y asi mismo, aplacar las ansias de venganza del joven aprendiz.
Siempre suelo estar bastante de acuerdo con el chowfanblog, pero esta vez si que no. Le han puesto un 10 a esta peli, y aunque es entretenida creo que no termina de jugar bien con todos los elementos que utiliza. Por un lado la relación "cómica" del chaval con el espadachín ciego resulta poco original, aunque tenga momentos divertidos. Lo otro, pues un espadachín ciego con los mismos tintes de Zatoichi pues como que no... Aunque este sí esté ciego de verdad. El final me ha gustado y a la vez no, pero admiro la valentía de su director por hacer un final así. Eso ya es digno de reconocimiento. Las peleas están muy bien, aunque el juego de cámaras también juega un papel importante. Los actores están muy bien en todos los sentidos. Qué buenos están los coreanos. En fin... Entretenida pero con esa sensación de desperdicio.




No hay comentarios: