martes, 6 de diciembre de 2011

EL MASAHISTA


El masahista está rodada con presupuesto cero. Lo poco que he leído sobre ella es negativo. Quizás no han sabido ver más allá de su  escaséz de medios, pero es una historia original que no cae en morbosidades. Un chico trabaja en una sala de masajes masculina. Al tiempo que vemos el trabajo que realiza damos un paseo por su vida y por una tragedia que parece ser anterior. Brillante Mendoza hila las dos historias por medio de flashbacks, en los que se ve a el muchacho "recordando" pero al final todo son presagios. Es su ópera prima y se las apaña como puede. Está claro que faltan un montón de cosas por pulir, pero desde aquí se van perfilando las ideas para el resto de su filmografía. Yo la recomiendo, pero hay que quitarse la tontería de encima para poder disfrutar de un relato sencillo y humilde.





No hay comentarios: