miércoles, 7 de diciembre de 2011

LA PERDICIÓN DE LOS HOMBRES



La perdición de los hombres............son las malditas mujereeeeeees


Deberían hacerle una estatua a Arturo Ripstein y a Paz Alicia Garciadiego, su mujer y guionista. Construyen una poética de barrio tremenda e hipnótica. La perdición de los hombres habla de un hombre, con dos mujeres; las abandonó por no poder mantenerlas y al final se quedó solo, en el monte, con sus botas de joto y su béisbol. Ripstein vuelve a usar una puesta en escena teatral y unos diálogos llenos de vital desesperanza. Tienen una esencia muy latina. Situaciones muy del otro lado del charco. Quizás por eso me gusta tanto, porque me entra la nostalgia. jejej. El día que cumplí catorce años mataron a mi tío, era guardia de seguridad y lo tenían fichado cuando le daban el dinero para que pagara a los empleados. Bien se dice en Colombia que "El que a hierro mata, a hierro muere" así que antes de morirse del todo le pegó un tiro al otro, y ahí quedaron los dos. El caso es que cuando murió se supo la historia de mi tio. Un dia mi prima, su hija, le siguió. Le vio entrar en una casa. Fue y llamó a la puerta, le abrió una niña, cuando preguntó si había entrado Gonzalo ahí dijo: Sí, un momento...... Papáaaaaa!!!!  jajaja.

La perdición de los hombres.... son las malditas mujeres.

Os dejo con este maravilloso diálogo. 

2 comentarios:

calamarin dijo...

Hace unos años leí unas estadísticas donde se daban datos reales de hombres casados dos veces al mismo tiempo, eran unos números muy altos, y todos españoles.

yosónico dijo...

Hombres son hombres en todas partes.