domingo, 11 de diciembre de 2011

VITAL



 Polvo eres y en polvo te convertirás?

Por muy raro que parezca este cartel y muy al estilo de Tsumakoto, Vital, aunque con la esencia esperada y tono sombrío, es una historia, tal vez de amor, tal vez humana, pero siempre muy trascendental. Un joven estudiante de medicina pierde la memoria en un accidente en el que fallece su novia. Tratando de llevar una vida normal, vuelve a retomar sus estudios justo cuando empiezan las practicas con cuerpos. A mi parecer, Vital, aunque tenga esos pasajes oníricos, acompañados de unas estupendas imágenes, tiene un mensaje muy directo, y se apoya en las imágenes de los cuerpos en los momentos de las autopsias, quizás para recordarnos que sólo somos un montón de carne envuelta por nuestra esencia humana. Una carne que se va descomponiendo día a día, pero que va pasando por infinidad de momentos y situaciones que son lo que nos puede diferenciar de un trozo de filete puesto en un plato.

No hay comentarios: