jueves, 12 de enero de 2012

LENINGRAD COWBOYS GO AMERICA


Esta peli es una PUTA DELICIA. Leningrad Cowboys podría considerarse (entre comillas) una rara avis dentro de la filmografía de Kaurismäki. No contiene en demasía su exquisito y canalla humor negro, y se apodera de la cinta un tono cómico y simpático casi impropio del director. Lo más curioso de todo es que me he enterado que este grupo, que empezó de coña con esta peli, siguió la tontería y ha tenido un éxito arrollador. El director se permite además hacer una incisiva radiografía de las costumbres americanas en un par de pinceladas hechas con amabilidad pero con la genialidad que ya sabemos que tiene. Leningrad Cowboys se situa a la altura de sus grandes obras: Ariel, La chica de la fábrica de cerillas o La vida de bohemia. También destacar la increible fotográfia, que durante toda la road movie nos mete de lleno en esos preciosos paisajes, y que nos dan la sensación de estar viviendo en una de las maravillosas instantáneas del señor Stephen Shore. Algunos escenarios me han parecido prestados de Down by Law, claro que teniendo un cameo del señor Jarmusch, confeso admirador de Kaurismäki, no puede ser una casualidad. Disfruten de Leningrad Cowboys. Aquí está el lado mas divertido de este genio finlandés, y que destaca, sobre todo, su gran pasión por la música. Estuve toda la peli con una sonrisa en la boca. Además, es una buena excusa para disfrutar del gran Matti Pellonpää.

No hay comentarios: