viernes, 3 de febrero de 2012

ROMEOS


Romeos se centra en la vida de Lukas (antes Miriam), un joven transexual que está cerca de completar el cambio de género. Lukas se traslada a una residencia de estudiantes, donde también vive su amiga de toda la vida, Ine. Llega convencido de que entrará a vivir con los chicos, pero como consta que es mujer, en un principio tiene que quedarse con ellas. Se rodea de un ambiente muy acorde con sus necesidades, donde hay una libertad sexual casi total, con mucha gente gay a su alrededor. La primera noche de fiesta conoce a Fabio, un maromazo italiano muy libertino (hace vida de gay y tal, pero parece que se cambia de acera como de calzoncillos) Lukas queda completamente enamorado de Fabio, con el que en un principio entabla una buena relación, pero Fabio le trata un día de lujo y al día siguiente como si no le conociera; en parte debido a que Lukas evita al maximo un contacto cercano porque oculta su situación. Pero también que el morenazo se comporta según el ambiente que le rodee. Romeos es una excelente película. Habla  de cambios físicos y mentales, sobre los miedos y los problemas que surgen ante la búsqueda de tu identidad, sean de la índole que sean. Porque al igual  que vemos las peripecias por las que tiene que pasar Lukas para no ser descubierto (o ser aceptado cuando se sabe), también hace un repaso por el ramillete de sentimientos por los que atravesamos en el ámbito amoroso: la necesidad de encontrar una persona que te complemente y con la que compartir momentos especiales. Un trabajo hecho con mucho mimo y con fundamento.












No hay comentarios: