viernes, 3 de febrero de 2012

SNOWTOWN


 Snowtown está basada en unos hechos reales acontecidos en el Sur de Australia -zona suburbial- entre 1992 y 1999. Conocidos popularmente como ‘los crímenes de los barriles’, este suceso conmocionó al país entero. 12 personas habían sido asesinadas de forma cruel por un grupo de individuos de su entorno o cercanos a él. CINEMASERIES 




Animal Kingdom

Todo en Snowtown es brutalmente sórdido. Un pozo negro del que se es imposible escapar. El relato está envuelto en un aura de desesperación y vileza que te llega a impregnar el cuerpo. Y no es para menos, porque como hemos comprobado se trata de una historia real sobre unas alimañas de la naturaleza que se creían dios e iban ajusticiando a diestro y siniestro. Los actores están fenomenales. Respiras con ellos. Mención especial a el guapísimo Lucas Pittaway, soberbio en su papel de joven abusado que se ve incapaz de rebelarse contra su entorno, aunque la verdad ante semejante panorama hay que estar hecho de acero puro (hola Hugh Jackman) para aguantar esa pesada atmósfera que te revuelve el estomago, y que en algunas ocasiones puede recordar al cine de Harmony Korine aunque menos trash. Quizás el punto en contra de la peli sea su excesiva turbiedad ( y con esto me refiero al tiempo) porque a lo mejor con media hora menos habría sido más efectivo el hostión y nos habría dejado secos in situ, en vez de estar hurgando en la herida. Aun así una cinta muy recomendable, que quita el mal sabor de boca por la fallida Animal Kingdom, puesto que recuerda un poco, pero con un disparo muchísmo más certero que aquella. 


No hay comentarios: