martes, 27 de marzo de 2012

WE NEED TO TALK ABOUT KEVIN





Bowling for Kevin

Llevaba 20 minutos de peli y estaba pensando: "¡Buah! ¡Un nuevo clásico moderno!" La presentación del trauma es genial. Muy videoarte pero vamos... un saber hacer tremendo. El caso es que estaba yo super contento cuando ZAS!!! Lo vi! El momento exacto en donde se jode, y ya nada vuelve a ser igual. Cuando el uso de la música empieza a ser desmedido y no se justifica para nada, y las imagenes se vuelven absolutamente planas. No entras para nada en toda la movida. No te impregnas de maldad. Ese es el problema de esta peli. Me ha recordado un poco a Shame en ese aspecto: Es demasiado pulcra, no te revuleve las tripas, y es más, la maldad de este Chucky del sigo XXI es bastante cómica. O no sé si es que yo últimamente me rio de cualquier cosa, pero joder... Los personajes están super bien, bueno, ella y él (Me parece un poco fuerte lo que han hecho -o no han hecho- con John C. Reilly). Es muy light, super light diría yo. Igual en el último tercio remonta un poco, pero nada, ni el final ni nada la salvan. Otra lástima. Como nota positiva, la presentación oficial del bellezón de Ezra Miller. Vaya pelo! Vaya boca! Y esos ojos... Clavaditos a los de Shirley MacLaine.


2 comentarios:

Dann____ dijo...

Pues con.cuerdo con todo estimado, y sí, Ezra está como quiere...

yosónico dijo...

Esta muy bueno!! jaja ;)