lunes, 9 de abril de 2012

ABEL


Siempre es bueno fiarse de tu intuición. Cuando supe que Diego Luna (el gran amigo de ese gran actor que es Gael García) había hecho una peli, pues me temí que su obra fuera igual de mala que "Deficit" la ópera prima de Gael. No alcanza los limites de horrorosidad que aquella, pero también pone de manifiesto que no por dedicarte a estar en frente de cámaras, y hacerlo (en el caso de Luna) medianamente bien, te vaya a salir algo decente en otras labores relacionadas del gremio. La cinta es un pequeño gran despropósito. La trama resulta interesante los diez primeros minutos debido a la disparatez que es: Abel es un niño que acaba de salir del hospital porque sufrió un trauma cuando su padre les abandonó y a consecuencia empieza a comportarse como éste. Disparatadísimo, sí, pero pones un poco de fe. Después de los comentados diez minutos te das cuenta que Luna no tiene ni puta idea de lo que ha "escrito", inventandose una patología de la cual no sabe extraer ni desarrollar sus puntos iniciales. Empieza la galería de los horrores, con un niño sobre actuado, intentando adoptar comportamientos y lenguaje de persona mayor, pero que no llega a ser creíble sobre todo por la falta de mano evidente del director con los actores, y por supuesto con el guión. La peli (que dura 1h 20m, menos mal...) se sumerge en el papel de padre que adopta el niño, pero nunca se mete en los recovecos del detonante. Cuando aparece el padre de repente, sin que pasé nada más, te das cuenta que esto lo escribió como una especie de comedia-dramática sin saber definir muy bien ninguna de las dos fases. Los momentos "cómicos" van acompañadas, forzadamente, por una guitarra de estas de comedia balcánica, como si la ex Yugoslavia de Kusturica se hubiera trasladado de repente al patio de una casa perdida en un rincón de un pueblo mexicano cualquiera. La cara de WTF se hace omnipresente todo el rato, y al final la peli se estrella de morros contra el suelo, dejándose, inevitablemente, todos los dientes en el asfalto. Mira que le tengo cierto cariño a Diego Luna porque lo he visto desde chiquito en las novelas mexicanas, pero me da que ha soltado una pasta gansa para que la crítica haya sido tan benevolente con su peli.

2 comentarios:

daniel dijo...

jaja es una pelicula bastante extraña pero que me gustó la vez que la vi. Luna como director aun no me convence pero la historia me parecio interesante. Habra que darle tiempo al tiempo.

Saludos!

yosónico dijo...

En realidad la culpa de todo yo creo que la tienen los malos actores y el mal director.XD