miércoles, 23 de mayo de 2012

LA NIEBLA


El gran Smog


"La peor niebla en la historia de Londres paralizó los servicios vitales de la ciudad y la vida normal de la capital hoy, dando perfecta protección a los ladrones y otros maleantes. Hombres portando antorchas y reflectores dirigen los camiones y ambulancia a través de las calles. Once de los más valiosos ejemplares vacunos de Gran Bretaña perecieron sin que pudiera hacerse nada por salvarlos de la asfixia causada por la niebla que cubre toda la capital. Otros 40 ejemplares de la exposición ganadera de Smithfield se encuentran tan afectados que existen pocas esperanzas de que puedan salvarse. Los veterinarios han tratado de aliviarlos cubriéndoles los belfos con paños empañados con agua y whisky o con cocimientos de eucaliptos para facilitarles la respiración. También se les ha aplicado penicilina". 

 (Supuesto testimonio del suceso)


En diciembre de 1952, un frente frío llegó a Londres e hizo que la población quemase más carbón de lo usual en invierno. El aumento en la contaminación atmosférica fue agravada por una inversión térmica, causada por la densa masa de aire frío. La acumulación de contaminantes fue en aumento, especialmente de humo y partículas del carbón que era quemado. Debido a los problemas económicos de la post-guerra, el carbón de mejor calidad había sido exportado. Como resultado, los londinenses usaban el carbón de baja calidad, rico en azufre, que agravó mucho el problema. La niebla resultante, una mezcla de niebla natural con mucho humo negro, se volvió más densa, llegando a imposibilitar el tráfico de automóviles en las calles. Muchos cines cerraron y los conciertos fueron cancelados, ya que se llegó al punto en que la platea no podía ver el escenario o la pantalla, pues el humo invadió fácilmente los ambientes cerrados.



Inicialmente, no hubo pánico, pues las nieblas en Londres, conocidas por fog, son comunes y famosas. Aún así, en las semanas siguientes las estadísticas recogidas por los servicios médicos descubrieron que la niebla ya había matado a 4.000 personas. La mayoría de las víctimas fueron niños muy pequeños y personas con problemas respiratorios previos. Las muertes en la mayoría de los casos, ocurrieron como consecuencia de infecciones del tracto respiratorio, causada por hipoxia, y también por la obstrucción mecánica de las vías respiratorias superiores por secreciones causadas por el humo negro y afecciones. Las infecciones de pulmón eran principalmente bronconeumonía o bronquitis aguda. Un total de 8.000 personas murieron en las semanas y meses siguientes.




 Gran película.

No hay comentarios: