jueves, 28 de junio de 2012

ARIRANG


Hoy en el Festival pirata de cine asiático turno para Arirang, el diario existencialista y egolatra de Kim Ki-duk. Hay partes que me gustan de Arirang. El discurso del por qué de la supuesta reclusión de Kim Ki-duk después del incidente por el que casi muere una actriz en Dream, su anterior película, resultan a ratos cautivadores, pero en general son un ladrillo muy serio. La idea de explicar las bases de cómo funciona su forma de hacer pelis es interesante y gracioso a ratos. (parece que se estuviera riendo de todo el mundo, y seguro que es lo que hace) pero someternos a un interminable monologo de hora y cuarenta es cuanto menos un suplicio. Se le ve el plumero a ratos hablando de sus dichosas 15 películas. Un experimento que pudo haber dado más de sí. La verdad prefiero ver lo que hace en el día a día que escucharlo soltar pestes hacía todo, incluído él mismo. El tio se hace una cafetera y todo, no se lo pierdan. Debería estar en la NASA.














2 comentarios:

David Amorós dijo...

A mí me ocurrió un poc como a ti, que a ratos me parecía interesante pero que por ser una peli de Kim Ki-duk me sabía a muy poco. En Sitges hay quien la adoró (lo que ocurre que alguno de ellos está en China y otros por las islas y no creo que hoy expongan su opinión). Un abrazo.

yosónico dijo...

Yo he visto tres o cuatro suyas y, aunque me parecen interesantes, no me apasionan. Creo que ha salido muy mal parado de esto, porque aparte de aburrir, se le ve un ego desmesurado.